Las apariciones de la Virgen

Las apariciones de la Virgen

Las apariciones de la Virgen, en el pequeño pueblo de Medjugorje (Bosnia-Herzegovina), se iniciaron en el año 1981 cuando los videntes, seis chicos entre los diez y los dieciséis años, vieron en el monte a la Virgen María.

Desde entonces hasta de hoy millones de personas de los cinco continentes han visitado Medjugorje para vivir una experiencia espiritual que, en muchas ocasiones, ha cambiado la vida de quienes han acudido hasta allí en peregrinación como lo demuestran los miles de testimonios de curación y conversión, así como los centenares de vocaciones, obras caritativas y nuevas órdenes religiosas surgidas desde entonces.

Lo que ha dado en llamarse “El Fenómeno de Medjugorje” no es otra cosa que la experiencia de vivir las enseñanzas que la Virgen ha dado a la humanidad a lo largo de estos años por medio de sus mensajes que nos recuerdan las enseñanzas de la iglesia con el fin de alcanzar la paz en el mundo y la conversión de todas las almas por medio de la oración, el ayuno, la lectura de la Biblia, los sacramentos y la Eucaristía.

Todo comenzó un 24 de junio de 1981. He aquí el relato de lo sucedido en aquellos primeros días.

EL FENÓMENO DE MEDJUGORJE. HISTORIA DE LAS APARICIONES

Las apariciones de Medjugorje son, en el seno de la Iglesia Católica, un evento de apariciones marianas periódicas que la Iglesia estudia en nuestros días, apariciones que se iniciaron en 1981 en la localidad de Bosnia y Herzegovina que da nombre al fenómeno.

El Fenómeno de Medjugorje nace del testimonio de seis videntes, cuatro mujeres y dos varones que tenían, allá por 1981, entre 10 y 16 años.

De este fenómeno, y mientras la Iglesia sigue con apertura al mismo tiempo que prudencia el devenir de los acontecimientos, se han derivado una serie de hechos constatables en los miles de testimonios, vocaciones de conversión y de curación, relacionados con el evento.

Medjugorje se ha convertido desde 1981 en un fenómeno espiritual que ha llevado hasta este pueblo a millones de peregrinos venidos desde países de los cinco continentes y que a su vez se han llevado a sus países de origen la espiritualidad allí aprendida, derivada de los mensajes de la Virgen María.

La duración del evento, la periodicidad de las apariciones, la apertura de los supuestos videntes y los tiempos en que está sucediendo, convierten Medjugorje en el primer posible caso de apariciones marianas susceptible de investigar, con todos los medios y conocimientos disponibles a día de hoy, tanto científicos como teológicos, mientras está sucediendo, y no una vez sucedidos.

El Fenómeno de Medjugorje consistiría en una escuela de vida cristiana para el hombre de hoy, en el que la Virgen María presenta de un modo cercano y maternal un programa de trato con Dios, en el seno de la Iglesia, a través de la oración, los sacramentos, la lectura de la Palabra y el sacrificio.

Este programa se desarrolla a través de los mensajes que la Virgen María daría a estos seis videntes, a cada uno de ellos con una periodicidad diferente, y encargándoles también misiones diferentes por las que rezar y ámbitos en los que desarrollar su misión de testigos.

Compartir:

Primeras apariciones de la Virgen

Introducción Las apariciones de la Virgen, en el pequeño pueblo de Medjugorje (Bosnia-Herzegovina), se iniciaron en el año 1981 cuando los videntes, seis chicos entre los diez y los dieciséis años, vieron en el monte a la Virgen María. Desde entonces hasta de hoy millones de personas de los cinco...

Apariciones a finales del siglo XX

Un dato a tener muy en cuenta para entender este periodo, en lo que a Medjugorje se refiere, es que durante diez años, desde el 25 de junio de 1981, primer día en el que la Virgen María se identifica como tal, bajo la advocación de la Reina de la...

Apariciones a inicios del Siglo XXI

Al iniciarse el nuevo milenio, Medjugorje es ya un acontecimiento mundialmente conocido en el seno de la Iglesia Católica. El hecho de que unos supuestos videntes den testimonio de una experiencia mística diaria durante tantos años sin que nadie haya sido capaz de demostrar indicio alguno de falsedad, unido a los miles de...